10 cosas que me hubiera gustado saber a mis 20 años

10 cosas que me hubiera gustado saber a mis 20 años

por Gustavo Ortiz en 28/05/2020

Compartir en:

Estas son 10 de los aprendizajes a mis 35 años que me hubiera gustado saber a mis 20 años. Estoy convencido que me hubieran dado una ventaja injusta, quizá tú estés a tiempo de aprovechar este conocimiento.

Si prefieres el formato en video aquí te lo dejo.

Una fantasía recurrente mía desde que soy un adolescente es viajar al pasado y darme información privilegiada que me permita tomar mejores desiciones.

Me pasó por vez primera a mis 17, cuando pensé que si pudiera viajar en el tiempo pero sólo en conciencia como lo que hace Aston Kutcher en El Efecto Mariposa, tendría oportunidad de hacer las cosas mejor y mi ventaja sería idiscutible.

A mis 20, pensé de nuevo en eso pero eliminé la idea de tomar control de mi cuerpo adolescente. Una mejor idea era darme consejos para acelerar mi aprendizaje, de esta forma tendría una ventaja por el resto de mi vida.

Haciendo el mismo ejercicio hoy a mis 35 años de edad me daría una serie de consejos muy distintos que lo que creía era lo correcto a mis 20.

1. Tienes sólo una oportunidad para generar una buena primera impresión.

Todos hemos escuchado que la primera impresión jamás se olvida. Yo recuerdo vívidamente lo que pensé y sentí la primera vez que vi a la bella mujer que se convirtió en mi esposa. Recuerdo perfectamente la impresión que un buen amigo dejó en mí cuando lo ví en una cena de cumpleaños acompañando a una amiga de mi esposa.

Esto vestía a diario sin preocuparme por primeras impresiones.
Esto vestía a diario sin preocuparme por primeras impresiones.

Muchos no estamos concientes del efecto tan profundo que causamos cuando alguien nos ve por vez primera y a partir de ese momento entramos a sus vidas. Tuve una falla en este aspecto a mis 25 años cuando fuí al lugar de trabajo de mi padre. Me presenté vestido de la peor manera posible, con bermudas cargo enormes, una playera que adquirí en Six Flags con el logo de superman, tenis para correr y unas malditas calcetas blancas (Vaya que las odio, puedes leer más de eso aquí)

Ese día conocí por primera vez a varios compañeros de trabajo de mi padre, uno de sus jefes y varios empleados. Algo que no super reconocer es que en ese momento yo representaba a mi papá y fue malo presentarme así.

2. Aprovecha tus 20 para ponerte en forma.

Durante mis 20 hice algo de ejercicio. Practiqué 2 años de Capoeira regional hasta que me fracturé un hueso de la muñeca y perdí muchas habilidades. Eso me llevó a interesarme en el atletismo y en 2007 a mis 22 años competí en 110 metros con vallas y gané una medalla de bronce en los juegos INTERSUJ.

Pocas veces me paré en el gimnasio para entrenar mis músculos y hoy estoy seguro que de haberlo hecho de forma regular, 3 a 5 veces por semana hoy estaría en mucho mejor forma. Hubiera ganado la competencia en la que terminé como bronce y mi habilidad en el Capoería hubiese sido mejor. Incluso pude evitar mi lesión. A los 20 años tenemos aún condiciones óptimas para generar músculo. Si lo dejamos pasar a los 30 tenemos daño acumulado y se vuelve todo más dificil.

3. Cuida la piel de tu rostro.

Seguir una rutina para el cuidado de la piel es importante desde jóvenes. No tiene caso esperar a que las arrugas y manchas comiencen a aprecer para entonces preocuparnos por cuidarla. Todos estaríamos mucho mejor si tomaramos una actitud proactiva y no reactiva.

Para cuidar la piel recomiedo los productos de Tiege Hanley ya que te hacen muy simple desarrollar y seguir una rutina. Se trata de una suscripción mensual que lleva a la puerta de tu hogar todo lo necesario mes a mes. Para inscribirte visita http://tiege.com/clasico20s y recibe una bolsa neceser de regalo.

4. Toma tus decisiones usando tus valores.

Desarrollar nuestro carácter es lo más importante para nuestro crecimiento personal. El carácter es la suma de nuestros hábitos, valores y pensamientos. Cuando tenemos buenos valores y usamos estos para guiar nuestra toma de decisiones simplemente no podemos equivocarnos. Siempre tomaremos el camino correcto para nosotros mismos. Si tu buscas emprender para obtener dinero estás empezando mal. Debes emprender para servir a los demás, siguiendo ese valor el dinero llega sólo.

Para aprender más de esto, te recomiendo leer Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey.

5. Muestra humildad y vulnerabilidad.

Es mejor empatizar con la gente y reonocer todo lo bueno en ellos. A mis 20 mi actitud era de “El Campeon”, nadie podía hacer nada mejor que yo. Es decir que yo actuaba, caminaba y hablaba como si eso fuera cierto. Si me hubieras conocido entones y me contarás algo bueno que te pasó, yo te diría una historia mejor o al menos igual a la tuya que me pasó a mi.

Esta actitud es negativa, no es el camino a agradar a las personas sino a ser odiado. Es mejor escuchar y alegrarnos por los triunfos de los demás. No es necesario ser el más inteligente, ni el más guapo, ni el más fuerte. Siempre habrá un pez más gordo.

Encima de todo, cuando no se es humilde no se puede aprender nada nuevo. ¿Qué puedes aprender cuando crees que ya lo sabes todo? ¿Cómo vas a mejorar si ya crees ser el mejor?

Puedes explorar más este tema y exponenciar tu capacidad de liderazgo con el libroCompromiso Excepcional de Jocko Willink y Leif Babin.

6. Para menos tiempo persiguiendo chicas.

Durante mi adolescencia y al inicio de mis 20 años yo medía mi valor social en función de la chica que fuera mi novia. Todo el tiempo tenía una novia o estaba en busca de novia. Esto es algo absurdo, hubiera sido mejor enfocar esa energía en mi mismo y mi crecimiento. La mejor inversión es en uno mismo. Algunas de las chicas con las que salí me enseñaron algo, pero en su mayoría no fue el caso porque no fui receptivo de lo que tuvieran que mostrar.

7. Aprende los principios de estilo.

A los 20 me importaba mi estilo, aunque no sabía nada al respecto. A los 25 ya no me importaba en lo más minimo y en vez de mejorar cambié para mal. Reemplacé jeans por bermudas, sneakers por sandalias y camisas casuales por playeras de Threadless.

En mi caso aprender a vestir bien fue la punta de lanza que desencadenó todos los cambios positivos en mi. Me dió hambre por mejorar cada día.

Los principios son simples: Talle, Función y Material. En ese orden de importancia y en suma consiguen cerca del 80% de los beneficios de una buena imagen.

Para aprender estos principios simplemente lee más artículos aquí y sigue mis consejos en el canal de YouTube

8. Las horas de sueño no se recuperan nunca.

Entre mis 19 y 20 años de edad viví un periodo extremo de falta de sueño. En parte por la universidad ya que me concentraba muy bien en las madrugadas y esperaba hasta entonces para comenzar a programar. En parte por no hacer mis deberes a tiempo y se acumulaban extra para la noche. Pero en mayor parte porque me gustó la fiesta demasiado. de 3 a 4 veces por semana salía con un amigo de fiesta y volvíamos a casa a las 3 am, me ponía a trabajar en mis proyectos escolares un par de horas y me despertaba a las 7 am para ir a la universidad. A las 3 pm solía jugar futbol bajo el sol y todo bien, a mis 20 aguantaba eso y más pero los efectos negativos de esto se hicieron presentes a mis 27 años.

En realidad se hicieron presentes a mis 22 ya que cuando iba a competir en atletismo me examinaron y encontraron que mi corazón en reposo latía 90 veces por minuto. Un atleta suele tener 50 latidos por minuto aproximadamente, una persona normal y sana alrededor de 60 a 70. Eso no mejoró hasta mis 30 cuando tomé verdaderas cartas en el asunto y lo solucioné. Era puro estrés acumulado que mal educó mi corazón, tuve que priorizar mi descanso durante más de 1 año, acompañado de ejercicio y nutrición para volver a niveles normales.

Infórmate sobre el tema del sueño a fondo con el libro Por qué dormimos de Mathew Walker. Es uno de los mejores libros que he leído.

9. La masculinad es cuestión de carácter, no de eructos.

Es una forma de decir que los hombres a los 20 solemos asociar nuestra masculinidad a estupideces como beber cerveza, vestir mal, descuidar la imagen y ser groseros con los amigos. Una gran parte de mis viejos amigos sigue pensando eso y actuando así.

La masculinidad viene en el carácter. Ya mencioné que el carácter es la suma de hábitos, valores y pensamientos, pero en este caso hay que buscar los valores, hábitos y pensamientos que forman virtudes. Cosas que suman, como liderazgo, responsabilidad, empatía, positivismo, entereza, honestidad, fuerza, tenacidad. Amigos que están en sus 20, trabajen en desarrollar eso y dejen de aplastar latas de cerveza en su cabeza mientras recita el abecedario eructando.

10. Practica habilidades sociales.

Puedes ser el hombre más inteligente del mundo, el más guapo, el más millonario. Pero si no le agradas a nadie, si eres un patán o simplemente demasiado cohibido y tímido para relacionarte con los demás. Entonces no tienes nada, porque los humanos somos criaturas sociales y es más feliz un hombre de inteligencia media, suficiente dinero para vivir cómodo y un atracivo promedio que está rodeado de buenos amigos, familia y gente que lo aprecia que uno que está sólo.

Las habilidades sociales elevan tu atractivo en todos los sentidos, te convierten en alguien magnético. Así que debes practicar la empatía, escuchar activamente y aprender a controlar el contexto de tus interacciones. Generar buenas impresiones y agregar una nueva habilidad a la vez, poco a poco.

El libro Cómo ganar amigos e influír sobre las personas de Dale Carnegie es un clásico que toda persona debe leer al menos 1 vez al año para asegurarse que los conceptos no son olvidados. Es un libro extremadamente útil y eleva tu carisma en un 100% con cada capítulo.

Sigue estos consejos, investiga los conceptos más a fondo. Dejé varias recomendaciones de libros que te van a ayudar a ser un mejor hombre cada día, no pierdas más el tiempo y empieza a trabajar en esto. Recuerda que es algo que harás a diario por el resto de tu vida.

Incribete a nuestra carta de noticias

Al inscribirte a esta carta de noticias estarás recibiendo un correo electrónico ocasional con contenido único redactado exclusivamente para este medion de comunicación así como sugerencias de videos, artículos y noticias sobre nuestros nuevos proyectos.