Las camisetas interiores pueden ser arma de doble filo, por un lado nos pueden servir para detener el sudor pero por otro lado nos destruyen el estilo. No acostumbro usar camiseta interior, nunca me han gustado y la razón es porque siempre he creído que se ven mal aparte de que no suelo sudar mucho, un poco de desodorante me basta. Sin embargo sí recomiendo su uso, especialmente por el cuidado que representan para nuestras camisas, ya que el desodorante las puede dañar pero la camiseta interior las va a proteger.

Las camisetas interiores convencionales son un bonche de tela extra que no necesariamente se ajustan bien al cuerpo haciendo ver al portador mucho menos agraciado de lo que es. Mi padre siempre ha usado camiseta interior con todas sus camisas de vestir y sus playeras polo y es justo ahí donde vi muchos de los efectos negativos de usarlas, uno de los que más odio es cuando la camisa interior se alcanza a ver a través de la camisa de vestir.

Una camiseta convencional blanca se transparenta y cambia la forma de la camisa

No sólo se ve mal porque podemos distinguir claramente la figura de la desdichada e infame camiseta que el ingenuo de la foto está usando, sino porque hace ver el resto de la camisa, entiendase por esto las mangas, como si fueran totalmente transparentes y a mi me da la impresión de que es una camisa barata y de mala calidad. Estoy seguro que si tu eres de esos usuarios de camisas interiores, te has visto así de mal muchas veces y no te gustó tampoco ese look pero probablemente pensaste "Claro que no puedo evitar eso, si no uso una camisa interior voy a sudar mi camisa exterior de una forma tan repugnante que la gente correrá de mi".

Si este es tu caso y eres de los que sudan copiosamente, puedes cambiar el color de tu camisa interior a gris claro y el problema desaparecerá, el color gris claro no es tan notorio como el color blanco, tal vez creas que no tiene sentido pero el color gris no refleja tanta luz como el blanco y no es tan notorio como lo sería una camiseta negra o cualquier otro color como azul. Aparte de este cambio procura vestir camisetas ajustadas, buscalas en los básicos de alguna tienda de ropa que tenga slim fit, de esta manera no vas a afectar la silueta de tu camisa.

Si vas a vestir una camisa sin corbata no uses una camiseta interior en cuello redondo

Lo que también he visto mucho es hombres que usan camisas interiores de cuello redondo y usan una camisa sin corbata, incluso llegan a abrir el primer botón (no el del cuello, el que sigue de ese) y muestran más camiseta. Cuando vayas a vestir una camisa sin corbata debes cambiar esa camiseta con cuello redondo por una con cuello en v. Entre más botones vayas a abrir más longitud necesitas en ese cuello v.

El look es mejor cuando no se ve ninguna camiseta interior

Para que no tengas ningún problema con tus camisetas interiores ni con el sudor, te recomiendo que busques camisetas invisibles como las siguientes:

Lo mejor es encontrar camisetas del mismo color de tu piel, si no lo consigues entonces usa color gris en un tono similar a tu piel, entre más oscura tu piel más oscuro el gris. El color gris no se transparenta en tus camisas como el blanco.