Si estás ya dentro de tus 20 años, o estás por cumplir 20.
Debo decirte que estás por entrar a una etapa muy difícil en cuanto a estilo, porque la sociedad de manera silenciosa empezará a evidenciarte cuando vistes mal.

Pero al mismo tiempo, sigues siendo joven y no quieres vestir por encima de tu edad, no hay necesidad.
Hoy quiero compartirte 3 conceptos simples con los que puedes basar tu estilo en dicha década.

Hablemos de modas y tendencias contra piezas clásicas.
Primero, si estás un poco confundido y crees que todo el contenido de este blog es moda. Bueno, no, en realidad trato de enfocarme en estilo y en específico el estilo clásico.
La diferencia es que las modas son cosas que se visten mucho en este instante y se consideran cool en este instante. Pero en cuestión de 6 a 12 meses ya no se van a usar mucho y quedan fuera de moda, son reemplazadas por nuevas modas.

Mientras que cuando hablamos de estilo nos referimos a reglas o a teoría que aplica a cualquier tipo de ropa y te permite usarla de forma que te beneficia a tu imagen. Incluso la ropa de moda.
Lo clásico, son cosas que fueron moda y novedad hace mucho pero que gustaron tanto y tienen una base tan sólida que nunca se considera feo o ridículo, incluso llegan a ponerse de moda nuevamente de forma cíclica.

Dicho esto mi primer recomendación para esta edad es que te muevas en un rango de 20 a 30% de moda en tu guardarropa y el resto deben ser prendas clásicas, puede ser menos si no te gusta la moda, claramente.
Conforme avanzas a tus 30 debes tener cada vez menos piezas de moda, no es obligación, pero te irás dando cuenta que no te conviene gastar tanto dinero cada año para mantenerte en tendencia.

Completa tu guardarropa básico según tu personalidad y estilo de vida.
A lo largo de los 3 años que lleva este blog he hablado sobre el guardarropa básico y tambíen su extensión de prendas para primavera verano, y calzado de invierno.

Ver video del guardaropa básico
Ver video del básicos de primavera - verano
Ver video del calzado de invierno

Esto son guías, de ahí tu puedes adaptarlo a tu gusto y personalidad.
Si la recomendación es tener 2 camisas de vestir pero no te gusta usarlas, ten solo una para cuando la necesites y ya.
Al mismo tiempo si la recomendación es tener sólo un par de chinos pero son tus pantalones favoritos, entonces compra más.

Arma tu guardarropa a tu gusto y considerando tu estilo de vida, porque no te sirve de nada tener 3 trajes de 200 dólares guardados en el armario si sólo vas a usar uno al año.

Pero lo verdaderamente interesante, es que debes practicar generar looks atractivos usando tus básicos.
Esa habilidad te va a ayudar a mantenerte con estilo a largo plazo y rompes tu dependencia con las tendencias.
Para que tengas ejemplos de alguien que hace eso de forma magistral te recomiendo seguir a chrismehan en instagram.

Por último pasemos a la recomendación más importante.
Aprenderás a vestir para las ocasiones.
Cuando eres adolescente sueles pedir consejo a tus padres de cómo vestir a algún evento. Normalmente esto resulta en un atuendo aburrido y demasiado señorial. Cuando entras a tus 20 dejas de pedir consejo y lo haces solo, y esto resulta en atuendos con uno o dos niveles por debajo del necesario en muchas ocasiones.

Pasa seguido que un amigo tuyo te invita a una fiesta, en una terraza y piensas claro, jeans, playera, tenis una bomber. Listo, con esto. Y cuando llegas eres el único que no lleva camisa y zapatos, te sientes terrible.

Después una chica te invita al cumpleaños de su abuelita, y piensas, claro esta camisa de vestir, con estos chinos y mis mocasines.
Crees que lo harás en grande pero llegas ahí y todos está en traje.

Es mejor que siempre apuntes al menos un nivel por encima de lo que te habías imaginado inicialmente. Si creías que jeans y playera era lo bueno, lleva tu camisa, chinos y mocasines.
Si pensaste en esa combinación súbele al casual elegante, y puedes incluso pensar en llevar tu traje azul marino.
A final de cuentas un traje simple como ese, con zapatos clásicos café y una camisa blanca sin corbata va bien hasta en el centro comercial.