¿Cómo combinar patrones?

por en 27/03/2019

En mi opinión, la correcta combinación de patrones es uno de los aspectos más importantes a cuidar al momento de armar un atuendo, si lo haces bien tu imagen recibe puntos extra agregando dimensión haciendo el look más interesante, muestras que sabes exactamente lo que estás haciendo.

Si fallas en este aspecto tienes dos opciones, o te ves aburrido con un atuendo monótono, o bien, tu atuendo se ve demasiado saturado por el mal uso de patrones. El caso más común es el segundo, atuendos de caballeros que cansan la vista porque están excesivamente cargados de rayas, puntos o cuadros, siendo por mucho lo más común las rayas.

Esto es particularmente frecuente verlo en la oficina donde la gente debe ir con traje o al menos con camisa y corbata, o en algunos eventos formales como bodas y graduaciones. El origen del problema viene de que pocos saben que los patrones no deben repetirse, de hecho la creencia popular presentada falsamente como una regla básica de etiqueta es que “no debes mezclar cuadros con rayas o rayas con puntos”.

Es probable que en este momento estés pensando “¡pero este tipo se ha vuelto loco, todo el mundo sabe que no se mezclan puntos con rayas!” Si piensas de esta forma, bueno, dejaré que las imágenes hablen por mí.

Veamos estos dos soberbios atuendos con patrones mezclados de buena forma.

Izquierda: Un Clasico, corbata a rayas con camisa a cuadros. Derecha: Camisa gingham, corbata a cuadros escoceses y saco espina de pescado.

Traje falso liso, camisa de rayas, corbata a puntos y pañuelo a cuadros.

Ahora, que me dicen de esto:

¡Jesús Redentor! Pero que cosa más horrible, y lo peor es que es algo que veo todos los días y para ser sincero me frustra algo no poder hacer nada al respecto ya que la gente no toma de buena forma la crítica constructiva y creen que es un intento por bajar su autoestima poniendo mi persona por encima de ellos y pisoteando sus creencias. Señores eso no es así, lo que realmente intento es que su imagen mejore de forma exponencial y que sus novias y señoras estén mucho más felices con el galante caballero de impecable presentación que se quita su saco para cubrirla del frío y abre todas las puertas para que ella pase.

Retomando el tema de los patrones en la ropa, espero que después de estas comparativas ningún lector piense que la combinación de puras rayas es mejor que las otras dos. Si aún no te convences visita revistas de estilo como GQ o Esquire y pon atención a las fotografías.

Ya probado mi punto pasemos a definir que es un patrón, para que quede todo más claro. Un patrón es una combinación de figuras geométricas (cuadros, puntos, flores) o figuras básicas (rayas) que se repiten a una frecuencia constante en una prenda. Los tipos de patrones que existen son Cuadros chicos o “Gingham Checks”, Cuadros granes o “Window Pane”, Rayas delgadas o “Pin Stripe”, Rayas gruesas o “Chalk Stripe”, Puntos o “Polka Dot” y los Peasley.

Si tienes un problema hazlo a un lado.

La forma más sencilla de resolver tu problema de patrones, es haciendo primero lo más básico: usa todo liso. Especialmente si estas construyendo tu guardarropa básico es importante que todos tus pantalones, sacos, camisas, playeras, chalecos, suéteres, etc, sean lisos, sin logos ni decoraciones. De esta forma primero vas a aprender a combinar estilos de prendas y colores sin problema alguno dejando de lado la variable de los patrones. No hay mucho problema si compras corbatas y pocket squares con patrones, siempre y cuando tengas también lisos para no tener que mezclarlos.

Mantén las cosas simples.

Cuando vas a empezar a vestir con patrones toma un paso a la vez. Lo primero es usar sólo un patrón en sólo una prenda, es decir, usa tus jeans sólidos sin decoraciones, con una camisa sólida y un chaleco con rombos. Cuando estés listo para agregar más patrones, intenta usar sólo dos patrones en tres prendas máximo, es decir, sigue el ejemplo de las fotografías y usa dos prendas con el mismo patrón general como rayas o cuadros y una tercer prenda con otro patrón. Sin embargo lee la siguiente sección para saber como usar dos veces el mismo patrón sin cometer una atrocidad.

No repitas el tamaño y separación de los patrones.

Ya sea que estés combinando dos patrones distintos como puntos y cuadros, o el mismo como raya con raya, mantén ambos patrones tan distintos en frecuencia y tamaño como sea posible. Esto quiere decir que si vas a usar una camisa con rayas muy juntas y grandes junto con una corbata a puntos, entonces la corbata debe tener puntos muy separados y pequeños.

Usa de preferencia sólo dos patrones y nunca más de tres.

Esto es una extensión del punto “mantén las cosas simples”, dos patrones te da un buen look si sigues las recomendaciones anteriores y lo máximo aceptado son tres patrones, pero considera que entre más uses menos formal es tu atuendo, es por esto que es mejor usar un traje liso a una boda. Además mezclar más de dos patrones y salir airoso del reto es bastante difícil, casi necesitas un doctorado para lograrlo, pero si encuentras una buena combinación usala y presume tu talento.

Esta fue mi pequeña guía sobre combinación de patrones, espero que esto sea de utilidad y empezar a ver menos hombres con uniforme a rayas caminando por la calle y en las instituciones bancarias de la ciudad. Si quieres profundizar más en el tema, además de desmentir otros mitos de estilo como esté, te recomiendo el siguiente video.

Incribete a nuestra carta de noticias

Al inscribirte a esta carta de noticias estarás recibiendo un correo electrónico ocasional con contenido único redactado exclusivamente para este medion de comunicación así como sugerencias de videos, artículos y noticias sobre nuestros nuevos proyectos.