En el camino en busca de tu imagen ideal te vas a enfrentar con una limitante, sin importar que tanto tiempo, pensamiento y dinero inviertas en tu guardarropa. Eventualmente vas a verte frente al espejo y notar que para dar el siguiente paso, necesitas mejorar lo único que no puedes cambiar con ropa. Tu cuerpo.

En este artículo intento convencerte de que elijas buscar tu máximo potencial genético, tu estado óptimo de salud y fuerza, que te pongas en la mejor forma de tu vida y que tomes ese estilo de vida para siempre.

Puede ser que tengas sobrepeso, puede ser que seas muy flaco y sin nada de músculo, no importa cual sea tu caso la fórmula va a ser la misma:

Cuidar tu nutrición y entrenar tu cuerpo superando tus límites.

En mi opinión y experiencia no se puede hacer solo una de las cosas, debido a que juntos funcionan mejor. Intentar ejercitarte sin una buena dieta no produce buenos resultados, la energía que tienes disponible para tu rutina diaria no es óptima y es muy probable que termines sin motivación porque es muy dificil seguir adelante de esa forma. Si únicamente sigues una buena nutrición vas a obtener un excelente resultado, estarás sano y esbelto, serás mucho más atractivo de lo que eres ahora mismo, pero nunca alcanzarás tu máximo potencial.

¿Qué hay de mi? Yo no he topado con la limitante de mi cuerpo porque sigo aprendiendo teoría de estilo y mejorando mi imagen día a día, sin embargo decidí tomar el camino del fitness hace más de un año y mejorar mi salud.

Transformación de Julio 2017 a Mayo 2018

Mi proceso ha sido lento y estoy lejos de alcanzar mi meta, pero no he dejado la disciplina del ejercicio y la nutrición que ya se convirtió para mi en un hábito: Gimnasio 3 veces por semana, trabajo de pista o H.I.I.T. 2 veces por semana, drills para entrenar basquetball 1 vez por semana junto con un juego y drills para entrenar futbol 1 vez por semana junto con un juego. Estas últimas dos actividades no son parte real de mi entrenamiento para transformar mi cuerpo, están solo ahí para aprovechar las ganancias de mi entrenamiento y explotarlas de forma atlética, están ahí porque es divertido estar activo, correr y saltar y no cansarte.

La parte más satisfactoria de estar en mejor forma para mi es esa última, sentirme lleno de energía y capáz, sentirme jóven, ágil y móvil. Si mejorar tu imagen no te motiva, espero este último argumento si lo haya logrado.